enero 14, 2022

Top 4 de los peores asesinos en México.

Microbuses, antros y viejitas. Esto y más nos espera en este top.

1.- Cesar Armando Librado Legorreta.

Conocido como El Coqueto, era un conductor de microbús de la ruta 2 que va del metro Chapultepec a Valle Dorado. Su primer asesinato registrado fue el 14 de julio del 2011 y el último el 18 enero de 2012. Fue arrestado el 26 de febrero del mismo año por policías capitalinos. Aunque camino a prisión se fugó, siendo nuevamente detenido por confesión de su padre.

Al día siguiente, en casa de un familiar suyo bajo custodia de ministeriales, César el coqueto explicó a detalle en su declaración su atroz modus operandi, donde simulaba que se había descompuesto su microbús, por lo que bajaban los pasajeros, exceptuando alguna joven misma a la que le ofreció llevarla a su destino a cambio de que esperara a que arreglara su unidad. Una vez compuesto el bus, se ponían en marcha y al poco tiempo cambiaba la ruta, las golpeaba, violaba y asesinaba para finalmente tirar sus cuerpos en diversos lugares de su ruta, robándose las pertenencias y entregándose las a su esposa como regalo.

cesar armando librado

2.-Juana de Allanará Barraza Samperio.

Mejor conocida como La Mata Viejitas, nació el 27 de diciembre de 1958 en Pachuca de Soto. Con algunos conocimientos de enfermería que tenía, se hacía pasar por enfermera o asistente social para atraer a la mayoría de sus víctimas, solamente atacaba a mujeres de la tercera edad, llegando a cometer 17 asesinatos comprobados. Aunque se dice que pudo haber asesinado a más de 40 mujeres, Juana creció en una familia disfuncional.

Su padre la abandonó a corta edad, dejándola a cargo de su madre alcohólica, quien accedió en una ocasión cuando Juana aún era una niña. A intercambiarla por tres cervezas con un hombre mismo que abusó de ella. Desde entonces le tuvo un gran repudio a su madre, declarando incluso que ese rencor fue motivo para matar. Explicando también porque todas sus víctimas eran mujeres.

Pudo ser capturada gracias a que su última víctima, Ana María Alfaro, de 82 años, rentaba un cuarto de su casa a un estudiante, siendo este quien encontró a la anciana estrangulada con un estetoscopio. El 25 de enero de 2006 es arrestada y el 31 de marzo de ese mismo año fue encontrada culpable por 16 cargos de homicidio y robo agravado, además de 11 cargos por otros asesinatos, siendo finalmente sentenciada a 759 años de condena. Actualmente sigue cumpliendo su sentencia en el penal de Santa Marta.

Juana Barraza Samperio

3.-Raúl Osiel Marroquín Reyes, alias El Sádico.

Nació en Tampico, Tamaulipas, en 1980, cursó la carrera de médico militar, llegando a ser sargento primero del ejército durante cuatro años, aunque desertó tiempo después, su primer delito fue robo con violencia, terminando un año tras las rejas. En agosto del 2005 fue liberado y decidió mudarse a la capital del país. Raúl frecuentaba antros y bares gays que se encontraban principalmente en la zona rosa, una ubicación muy popular entre los jóvenes de la Ciudad de México

Una vez dentro, se ganaba la confianza de sus víctimas y les invitaba a un hotel o a su apartamento. Llegando al lugar, los interrogaba para determinar si contaban con los recursos económicos que le permitieran pedir un rescate por ellos. En caso de no tenerlos los dejaba ir, pero si confirmaba que tenían, procedía a secuestrarlos con ayuda de su cómplice Juan Enrique Madrid, aunque nunca se supo del paradero de este último, mantenía en cautiverio a sus víctimas por 5 a 7 días, mientras contactaba a sus familiares para pedir rescate.

Los jóvenes eran torturados para finalmente ser ahorcados con una soga. Raúl, metía los cadáveres en maletas negras para posteriormente abandonarlos en las calles de la ciudad. En su declaración se muestra delirante y sin arrepentimientos.

El sádico su lista cuenta con al menos cuatro hombres asesinados. Fue detenido el 26 de febrero del 2006 y condenado a doscientos ochenta años de prisión en 2010. Actualmente cumple su sentencia en el penal de Santa Martha, al cual fue trasladado en 2010, después de haber estado preso en el Reclusorio Oriente.

Raul Osiel Marroquin

4.-Ángel Roberto Ordóñez Rodríguez, llamado El locutor asesino.

Comenzó a trabajar en la radio desde los 16 años y para sus 21 años ya había grabado distintos reclamos comerciales y tenía su propio programa radial. Su opinión era altamente importante dentro de la juventud mexicana, teniendo una gran carrera por delante. Ángel estuvo en una relación en el año 2010 con una menor de edad llamada María Isabel Márquez Vázquez, una chica de secundaria con tan solo 15 años de edad. Su relación duró apenas cinco meses.

Ángela celaba, controlaba y humillaba reclamándole por todo, tornando el ambiente cada vez más violento, por lo que María decidió terminar con él. Afectado por la ruptura el 30 de agosto del mismo Ángel forzó a María a estar juntos de nuevo, siendo ésta la última vez en que se le vería a María con vida. Ya en casa de Ángel le reclamó por haberlo dejado. A lo que María respondió que simplemente ya no quería nada con él porque era muy violento.

En un ataque de rabia, el ex conductor la violó y acto seguido intentó obligarla a grabar un audio suicida que él mismo había escrito. Sin embargo, María se negó e intentó huir. Así que Ángel la tomó y comenzó a golpearla, azotando la contra la pared en repetidas ocasiones. Ángel terminó por estrangular a María con unos cables de micrófonos que tenía y una vez muerta, tuvo relaciones sexuales con su cadáver para finalmente suicidarse. Fallando en el intento, poco antes de desmayarse sobre el cuerpo inerte de María, llamó al número de emergencias para pedir auxilio

Ángel fue condenado a 30 años de prisión por la jueza Delia Valentina Méndez.

angel roberto ordoñez

Si te gusto este artículo compártelo en tus redes sociales.