junio 22, 2022

El horrible audio que grabo el asesino serial Lawrence Bittaker que se usa para probar a los agentes del FBI.

Esta es una era de criminales brutales e incomprensibles, asesino en serie. Estamos aquí para discutirlos para la serie de Netflix Mindhunter, esta serie explora los inicios de la ciencia del comportamiento en este expediente criminal. Charles Manson, una de las principales figuras de nuestra cultura, puede ser comparable a Jack el Destripador, que no tenía ninguna razón obvia para cometer los asesinatos más populares de la historia.

Quizás a pesar de esto, la historia de uno de los crímenes de más alto perfil en la historia de Estados Unidos fue nuevamente discutida en Reddit. No por los simples incidentes del caso (en el mundo de los asesinos en serie, una serie de torturas, violaciones y asesinatos de mujeres jóvenes no es nada), sino porque el material gráfico dejado por el asesino rompe los límites. de muchas personas y comenzó a cambiar las reglas del juego para los agentes del FBI.

Lawrence Bittaker

En el año de 1979, Roy Norris y Larry Bittaker asesinaron a cinco jovencitas de California. En ese momento, no tenían tanto miedo de hacer autostop. Fueron atraídos a su caravana, luego secuestradas, torturadas y abusadas ​​sexualmente hasta que sus cuerpos se agotaron y tomaron su último aliento. Los llaman «asesinos de la caja de herramientas» y prestan especial atención a al sexo femenino.

Su última víctima conocida fue Shirley Lenette Ledford, de 16 años, y para este momento ya tenían suficiente experiencia en torturas. Su ultimador grabó el horrible audio del último episodio de su vida, que duró unos quince minutos. Las cintas no están a disposición del público, pero en el juicio del asesino, los miembros del jurado debieron escuchar este horrible suceso.

El sonido de la crueldad más intolerable.

Es por esta audiencia judicial que la cinta de audio trasciende. Si bien es posible leer las transcripciones de lo que aparece en el audio. No es recomendable detenerse en los hechos. Suficiente es que hayan sometido a la joven Ledford a múltiples ataques, desde sodomía hasta repetidos golpes en el codo con un martillo. Lo último que pudo entender la joven fue «Mátame ahora».

Desde el exterior del juicio Norris-Bittaker muchos asistentes salen de la sala a mitad de audición. No pueden soportar escuchar dicha cinta de audio. A algunos de ellos se les ve llorando, diciendo que nada en esta vida les había preparado para oír aquello. Otros vomitan.

Lawrence Bittaker

Durante la audiencia, Bittaker sonrió. Para él, esta cinta fue la prueba definitiva de que la chica, su amigo y él habían tenido un apasionante trío amoroso. Que la joven pidiera la muerte no es más que una prueba final de que él y su amigo solo le concedieron su deseo.

Stephen Kay, el fiscal veterano del juicio, dijo que este era el peor caso que había visto en su vida. También afirmó que, de todos los hombres condenados a muerte en el condado de California, ninguno merecía la pena de muerte más que Bittaker. Después de las muchas entrevistas que tuvieron con el, Kay siguió contándonos sobre la pesadilla recurrente que lo atormentó durante dos años: mujeres que gritan con la voz viva de la joven Shirley, que sufren lo indecible y que él nunca pudo salvar.

Si te gusto este artículo compártelo en tus redes sociales.